NUESTRA HISTORIA

Dick Barba llevaba una década destilando ron para algunas de las marcas más importantes del mundo cuando comenzó a soñar con empezar su propia destilería: un lugar donde pudiera crear un ron premium artesanal del cual sentirse orgulloso.

Su carrera en destilación lo había llevado alrededor del mundo sumergiéndolo en las mejores tradiciones de casi cada categoría de bebidas alcohólicas: ron, whiskey americano, whisky escocés y tequila. Mientras vivía en Panamá, se dio cuenta de que estaba en el lugar perfecto para aplicar toda su experiencia en bebidas y crear el ron de clase mundial que  siempre había deseado.

Inspirado por los whiskys escoceses decidió que su ron sería destilado en alambiques de cobre. De manera que comenzó a hacer pruebas con melaza, el subproducto de la fabricación de azúcar que utiliza la mayoría de rones en el mundo. Sin embargo, rápidamente supo que con melaza no conseguiría la calidad que buscaba, y decidió experimentar con miel artesanal de la región de Chiriquí. Los resultados de laboratorio lo impresionaron tanto que al día siguiente se montó en su auto y viajó 600 km para conocer al productor de la miel y hablar de negocios.

 

Se compró su primer alambique de cobre y decidió que el lugar obvio para construir la pequeña destilería piloto era sin duda en el corazón de los campos de caña en las tierras altas de Chiriquí. Los primeros destilados producidos recibieron tan buena recepción entre los consumidores y la comunidad de bartenders de Ciudad Panamá, que le quedó muy claro que estaba frente a un líquido especial.

Dick Barba warehouse.PNG